Limpiar azulejos de la cocina o el baño

Una forma muy higiénica de limpiar los azulejos de la cocina o el baño es utilizando el alcohol de quemar.

Lo que vas a necesitar es alcohol de quemar y un trapo (a poder ser de algodón y que no deje pelusa). Con este método darás un brillo especial a los azulejos de baño y de cocina. 

  • Mezcla un chorro de alcohol de quemar, un chorro igual de amoniaco y un chorro de detergente concentrado y lo juntas con 1/2 litro de agua.
  • Moja un trapo de algodón o de papel y frota los azulejos hasta conseguir el brillo deseado
  • Ventila el baño o la habitación durante la limpieza y después.